Cuando estamos enfadados hay que saber mantener la calma, porque si no se pierde la batalla en la discusión.

 

 

Anuncios