Aguno de los cuadros de drama de Juan Sukilbide que no le han servido, los estoy utilizando para forrar la última escultura.

Así, partidos en trozos, esas imágenes no resultan tan tremendas.

Anuncios