Suele ser así. Te adaptas a tu pareja y a tu casa en propiedad y no te preguntas de que otra manera se podría vivir

Anuncios