Siempre he pintado muchos retratos, al principio solo de la cara o de la persona, más adelante añadiéndole el espacio circundante, “Personajes rodeados de espacio”  y por último en composiciones con más gente.

Hubo una época en que pintaba a todo el que aparecía por casa, y muchos de ellos eran los niños vecinos que venían a nuestra casa antes que a la suya después de la escuela.

Aquí hay algunos ejemplos de pintura con pocos  años de diferencia.
El perro de Goya

Juan sobra Juan                                                                                                                                                           Andaluces de Jodar

Anuncios